Seguidores

viernes, 27 de julio de 2012

Reinventando un cuadro

Hola a todas/os.  Estos días de tanto calor es difícil encontrar tiempo para todo: el trabajo, mi casa, la piscina, charlas con mi madre después de comer con un té y galletas... Pero así es el verano. Hay que disfrutarlo.

No obstante el otro día saqué fuerzas de flaqueza y retomé un trabajo manual que tenía reservado hace mucho tiempo. Mi marido tenía una foto enorme que le habían tomado años atrás en vendimias. Estaba algo deteriorada y necesitaba un marco.  A parte tenía un viejo cuadro que no me gustaba pero tenía posibilidades. Y como llegaba el día de Santiago... decidí lanzarme a la aventura y darle una sorpresa a mi marido, Santiago, valga la redundancia.



Este fue mi regalo:




Así empezó la cosa:


Un viejo cuadro...


...y una foto por restaurar.


Y así continuó:

Primero desmontando el marco.



Observaréis que la foto estaba un poco deteriorada. Saqué mis rotuladores y cubrí los desperfectos...


También me ayudé de cola para pegar algunas zonas...












 Algunas zonas estaban francamente mal.

Hice lo que pude. Pero luego veréis que en el resultado final
no se aprecian estos detalles tan toscos.



Bueno ya tenía parte del trabajo hecho. Pero el marco no me gustaba nada; quería darle un aire más personal.

Mis gatitos, curiosos, no se pierden una. En cuanto ven que armo jaleo...



Así que elegí alguna tela para decorarlo.

Esta tela morada le daba mucha vida a la foto y contrastaba a la
perfección con el colorido de la misma.


La recorté con las tijeras dentadas tomando  las medidas al marco.






Está es una foto de la tela ya recortada para que os hagáis una idea.





Y con ayuda de la cola lo pegué alrededor.

Me encanta esta cola de Print porque sirve para pegar tela y es transparente al secarse. Además se puede comprar en cualquier hipermercado y tiene un precio estupendo. Antes usaba pegamento textil. Yo creo que era lo mismo pero mucho más caro. Así que si queréis probadla incluso para scrapear.






Con un palito me ayudé para marcar un dibujo del marco.


No tapé la zona dorada del marco.



Una vez pegada la tela principal diseñé un detalle en fieltro para la parte superior del cuadro.

Dibujé una hoja y unas uvas en fieltro de colores.
 Más abajo os dejo los patrones por si os sirven para alguna cosa.


Así la monté... a ver que primera impresión me daba. Me gustó. Ya se que no son los colores de las uvas... pero ya conocéis mi predilección por mezclar los colores.


También se me ocurrió pegar alrededor unas bolitas de colorines.


Bordé a punto de espiga un detallito a la hoja.

Tengo un libro estupendo de puntos de bordados que siempre me viene genial.



Y así quedó. Muy chula y sencilla.




Por detrás le añadí unos trozos simulando las ramas...


Lo cosí todo para sujetar las piezas antes de pegarlas al marco.


Y una vez montadas las pegué con mi supercola maravillosa, je, je.


No pensé qu eiba a quedar tan bien.



Y aquí véis el cojunto ya acabado. Lo hize todo muy rápido y sencillo. No tenia demasiado tiempo para terminarlo.



Añadir leyenda


Pero ya sabéis que las cosas hechas con amor... siempre quedan bien.

Lo hemos colgado en la bodega. Mi marido quedó encantado.





Espero que os de ideas para rerinventar cuadros viejos que tengáis por ahí.
                 

                     Féliz verano.



domingo, 8 de julio de 2012

Visita a Suances: descubriendo Cantabria...maravillosa.

Hola a todas/os. Ya estoy de regreso. He visitado por unos dias las tierras infinitas, nunca mejor dicho, de Cantabria. ¡ Qué paisajes tan hermosos hemos visto ! Tan verdes... y nunca se acaban; tus ojos no alcanzan para ver el final. A lo lejos hay casitas..., verde, más casitas, más verde... y el mar.
Nos hemos enamorado de estas tierras españolas tan espectaculares.

Nos alojamos en Suances, un pueblecito encantador.

Aquí se puede ver parte del pueblo. Tiene un camping que se ve en el medio de la foto.


Primero estuvimos en un hotel que no nos gusto nada, Hotel Suances. No os lo recomiendo porque además los precios del mismo variaban de un cliente a otro, con el mismo servicio. Vergonzoso. También fatal el servicio en recepción y el desayuno muy caro.
 Como decidimos liarnos la manta a la cabeza y quedarnos dos dias más... cambiamos a otro alojamiento. Nos decidimos por un hospedaje que estaba justo al lado del otro: Hospedaje Roiz.
Era una antigua casa colonial rehabilitada... preciosa. Yo no dejaba de imaginarme a los primeros habitantes de la casa, a sus criados ordenando las estancias...
Os enseño algunas fotos:


La entrada vista desde nuestra habitación.

Nuestro balconcito...






El interior.


Pasamos unos días estupendos. Por la mañana amanecía nublado y para cuando desayunabamos, bien tranquilos, ya lucía sol con alguna nube que se iba dispersando. Se podiá disfrutar de la playa sin pasar calor. Los paseos que he dado por la arena y la orilla... mi pasatiempo favorito.

Fuimos a ver Santillana del Mar una mañana que no hizo bueno. Un pueblo de corte medieval chulísimo. Compramos una anchoas y unos sobaos de mantequilla... ¡ qué ricos !

Por la tardes, largos paseos por el pueblo... y visisita a sus preciosas tiendas. Un poco caras... pero ya encontré algo, je, je.

 Hasta nos dió tiempo de evr un mercado medieval que comenzaba esos dias.

 En una preciosa tienda de artículos de decoración ... que más parecía una tienda al más puro estilo Tilda, me compré unos cositas para hacer scrapboobing:



Ya tengo en mente qué hacer con esto...

Y estas cuentas para decorar trabajos.
 Y también os enseño el broche que me llevé por si tenía mono de aguja, je, je. Ya lo estoy terminando casi:
 

Me faltan algunos detalles.





  Para comer descubrimos un bar estupendo: Eduar  Bar. Allí hemos comido las mejores croquetas del mundo... o casí; una merluza en salsa deliciosa que nos prepararon exclusivamente para nosotros; mejillones al vapor y en vinagreta... y unas hambuguesas riquísimas. Lo regenta un colombiano encantador, Mauricio, junto a su familia. Pura amabilidad y buen hacer.



Como véis nos lo pasamos genial. Os enseño un collage de estos días:







Y si vais por allí no dejéis de ver la playa de los locos: espectacular. Sobre todo si os gusta el surf o ver playas diferentes.


Bueno, ahora me queda una semanita en Soto en Cameros... relax y más relax... y alguna vaca que otra. Ya os contaré.