Seguidores

lunes, 30 de septiembre de 2013

¡¡¡¡ Comienzo con el trapillo: ya era hora !!!!

Hola a tod@s.

Bienvenido el otoño, uhmmm. Y con él todo lo que comenzamos, retomamos... Es lo bueno de esta estación. Dejamos atrás los excesos veraniegos y esa dulce apatía que los acompaña. Nos entran ganas nuevas de hacer de todo, ja, ja, casí más que en Año Nuevo.

Al igual que las hojitas de los árboles que se caen, nos desprendemos de la pereza y nos preparamos para las tareas: nuevos proyectos ( se acerca hallowen, la navidad ), nuevos cursos en los que aprender más cosas...

No sé de dónde sacar el tiempo, ja,ja ... pero este año si voy a seguir una máxima de la que ya os hablé:


    " Una afición no es una obligación "

Hay que sacar tiempo para disfrutar del propio tiempo... creo que lo voy a mencionar en mi trabajo también, ja,ja.

Ya tenía ganas, ganísimas de empezar con el ganchillo. De modo que me apunté en una tienda de mi localidad a un curso. Os lo cuento todo... cuál es la tienda, lo que estamos haciendo y vamos a hacer...

Al Solecito - Logroño, Spain
La tienda se llama Al Solecito y la podéis seguir en Facebook. Os paso el enlace:https://www.facebook.com/pages/Al-Solecito/158695217477332?ref=ts&fref
  
Allí encontraréis un montón de cosas interesantes, sobre todo si vivís en Logroño.

La regenta Ana, que es un encanto. Si no fuera por la flexibilidad que nos ofrece para asistir a sus talleres... Mil gracias Ana. 
Además también podéis encontrar artículos de scrap, tiene unos papeles chulísimos.

Os enseño una foto de la tienda y de algunas cosas que quizás hagamos... si somos aplicadas:




















Y ahora os enseño mis avances en esta técnica: 



Aquí véis el comienzo de la base para unos bolsitos la mar de monos:



 Y en estas otras mis avances:









Prometo, como siempre, compartir mis nuevos conocimientos. Estoy preparando algún tutorial.






Feliz otoño .

domingo, 15 de septiembre de 2013

Tutorial de muñeco de trapo.



Hola a tod@s.  ¿ Cómo va septiembre ? Para mi es uno de mis meses favoritos. Todo huele a comienzo... comienza el curso de los colegios,  retomamos planes abandonados durante el tiempo estival ( que aseguramos que vamos a cumplir a rajatabla, ja,ja... ).

La naturaleza y el paisaje también se renuevan; enseguida caerán las hojas y las viñas, recordar que yo vivo en La Rioja, adquirirán su aspecto más bonito: pasadas las vendimias tomarán unos tonos rojizos espectaculares. Siempre digo que voy a hacerles fotos y no lo hago ningún año, ja, ja... a ver si me animo este y os las enseño.

Y yo vuelvo a vuelvo a mis labores muy aplicadita... bueno, no tanto. Este año, porque para mí el año es como si comenzara ahora con el nuevo curso, he decidido regirme por una máxima: una afición no es una obligación.


Eso sí, tengo muy buenas intenciones, ja,ja:  me he montado  un espacio en la buahardilla  de casa para hacer scrapbook y también me he apuntado a clases de ganchillo... ¡ Qué cantidad de cosas que contaros ! Pero tenemos mucho tiempo.


Hoy quiero cumplir una de esas cosas que el verano y sus delicias me han impedido:
                                                                            colgar un tutorial que os prometí allá por el mes de junio.


Os acordáis de un muñeco que le regalé a mi marido por su cumpleaños...








Una monada ¡ a que sí ?

Bien, pues os muestro como lo hice para que quién se anime lo tenga más fácil. Además para cualquier cosa tenéis mi correo electrónico. Os ayudaré en lo que pueda.

Este patrón se puede adaptar a lo que queráis...a una muñeca también. Y es ideal para l@s niñ@s porque tiene mucha movilidad.





Empezamos con el proceso:


Os muestro ya relleno el cuerpo. Se deja abierta la base de abajo y se le hace un dobladillo.  Y fijaros en las patas... se deja un trozo de tela sin rellenar.




























Lo siguiente es cerrar la base. Elegí una forma sencilla, me la enseñó mi madre después de verme hacer lo mismo en otro muñeco de forma más complicada. A veces las instrucciones de los patrones resultan más difíciles de lo necesario.








Y ahora, en la siguiente foto, entenderéis porque antes dejamos ese trozo de tela sin rellenar en las patas.










Se une al cuerpo por la base.











Y quedan así:





De esta forma conseguimos que el muñeco que de sentado fácilmente.


Consejo importante: Es mejor introducir en la base, antes de cerrarla, una bolsita con algo que le                                  dé peso.
                                Yo suelo utilizar arena para gatos. Si tiene peso en la base se sujetará sentado                                   mucho mejor.
                            










Y ahora vamos con los brazos.

El sistema para coserlos y que se resulten movibles es sencillísimo.


Primero aseguramos el hilo por el interior y traspasamos al otro lado.
















g


Segundo, pasamos la aguja hasta el otro extremo del cuerpo...














Y traspasamos también el otro brazo.
Hay que fijarse en las manos: el pulgar debe quedar hacia el frente.







Volvemos a pasar la aguja hasta el otro brazo estirando el hilo. Debe marcarse un poco en cada hombro:









Ya nos va cogiendo forma eh?









Y ahora pasamos a la nariz.

Hacemos un círculo de tela pequeño, lo rellenamos y fruncimos.





Y lo cosemos a la cara con mucho mimo y amor.






Consejo: yo hice las marcas en la tela con un rotulador que se borra con el calor. 
              Luego, mísmamente con el secador eliminamos los restos que se vean.







Ahora nos tocan la orejitas. Veréis, aquí yo me salté las reglas por una buena razón para mí.

En el patrón la orejas se colocan a la vez que se está cosiendo todo, antes de darle la vuelta. Pero yo prefiero descoser unas puntadas una vez que ya tengo el muñeco relleno porque aprecio mejor dónde, exactamente, las quiero poner. 

Pero , como todo en esta vida, a gusto de cada un@.  A mí me resulta más práctico así.

Veréis en la foto que se deja abertura abajo para darle la vuelta y simplemente es colocar una telita sobre otra... y ya tenemos la orejita.






Y lo siguiente es introducirla en el lateral, tras haber cortado algunos puntos. Y luego rematar. No es nada trabajoso colocar la oreja una vez relleno el muñeco; entra con facilidad.










Y ahora si puedo ver dónde coloco la otra para que queden bien paralelas. Graciosas, ¿ verdad ?





Y el pelo ya es a vuestra elección. Yo utilicé una lana que tenía ya tejida que al deshacerla se queda rizada y me venía genial.





El resto es paciencia, ja,ja... mucha paciencia.







Para terminar bordamos la cara y terminamos los detalles... lo que más cuesta uhfff!



Me chifla la boca en el lateral... le queda muy gracioasa.










Porque bordar ese escudito... no sé si volveré a hacerlo, ja,ja. Pero quedo bien y le gusto mucho a mi marido.


Os enseño la foto de las botas porque eso es original mío... y no sabía cómo hacerlas , así que me deje llevar. Y no quedaron nada mal.






También le bordé por detrás el nombre de mi marido. Y seguí el buen consejo de mi madre y lo hice a punto de cadeneta. Fue rápido y resultón.







Y ya está terminado este pequeño jugador... que ahora es el rey de la mesilla de mi marido, ja,ja.







Hasta otra entrada. Y feliz septiembre a tod@s.


















g


















g